Archivo de la categoría: Proyectos de desarrollo

Seguimos sumando…

El 28 de agosto llegamos de Rwanda, un país que ha conseguido llenar nuestras maletas de nombres y nuestros corazones de momentos inolvidables. Gracias Rwanda por hacerme comprobar que con poco… MUCHO.

Durante este mes he tenido la oportunidad de escuchar, reír, bailar, jugar…conocer costumbres, culturas, paisajes, personas… compartir momentos.

 

La semana pasada se realizó la primera actividad solidaria para continuar con la construcción de la segunda fase de la escuela de Busogo, escuela que inauguramos el pasado mes de agosto. Durante la carrera solidaria recordamos la alegría de las Hermanas, familias, autoridades, constructora, arquitectos, trabajadores de la obra… y, sobre todo a los grandes protagonistas de la escuela… los niños. Unos niños que nos han regalado momentos inolvidables, sonrisas eternas y miradas llenas de amor.

Es bonito saber que a pesar de la distancia seguimos conectados, seguimos aprendiendo y enseñando, ayudando y siendo ayudados… El viaje solo acaba de empezar.

Empoderamiento de la mujer.

 

El año pasado cuando fui a Rwanda conocí a Providence, una chica que quería emprender su andadura en la costura y buscar así un medio de vida.

Gracias a la colaboración de un particular se compró una máquina de coser y empezó a tomar clases.

Este año cuando llegamos le hicimos un pedido de artesanía para luego tener aquí en nuestros puestos de información de Karit.

Ese pedido de artesanía ha sido para ella una satisfacción personal y un empujón que le va a permitir poder seguir estudiando y especializándose en la costura.

Este microproyecto de artesanía tiene visión de futuro pues con el tiempo, se podría crear una cooperativa de mujeres.

Cada vez que íbamos a su casa nos sentíamos como en la nuestra. Era todo una alegría el encontrarnos y compartir momentos. En ese compartir también tuvimos tiempo para hablar y trasmitir unas nociones de economía básica. Hicimos una hoja de Excel para que registrase los costes de las materias primas y producto final.

Con estos proyectos hablamos de empoderar a la mujer en entornos vulnerables. Y eso, cambia vidas, sin duda.”

La salud lejos de la capital…

Cuando estamos en nuestras ciudades en España podemos ir al médico sin dificultad cuando surge algún problema de salud.

Vivir lejos de la capital en Rwanda significa que eso no será tan fácil. Te podrá ver un enfermero o enfermera en un Centro de Salud. Pero si necesitas algún médico, tendrás que viajar unas dos horas, estés más o menos bien, y “aguantar” la travesía hasta llegar al hospital de destino.

Si tienes un seguro privado o dinero, podrán atenderte rápidamente sin problema, recetarte tus medicinas y salir a comprarlas e ir a reponerte a casa. Pero… ¿y si no?

Bien sabemos que no hay nada como tener SALUD en la vida. Que maravillosa suerte tenerla y qué gran suerte poder cuidar de ella… Ojalá salud para todos y todas en todas partes…

Nos dice el ODS número 3: “SALUD Y BIENESTAR. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.”

Qué importante es que este proceso se acelere. Un factor de riesgo de enfermedades infecciosas y mortalidad es la falta de servicios de agua apta para el consumo, saneamiento e higiene. Qué importante sería reducir las desigualdades en el acceso a la asistencia sanitaria.

Un dato de las Naciones Unidas: si se destinaran 1000 millones de dólares a ampliar la cobertura vacunal contra la gripe, neumonía y otras enfermedades prevenibles, podríamos salvar la vida de 1 millón de niños cada año.

En todo esto, siempre los más vulnerables son las mujeres y los niños.

KARIT en sus proyectos sanitarios busca contribuir a lograr el ODS 3. Vivirlo y verlo en Rwanda, nos tiene que hacer trabajar cada vez más y mejor para influir en ese objetivo.

Porque tenemos los mismos derechos… Porque es básico para la vida.

 

foto centro salud_peso infantil

Inaugurada la Escuela de Busogo

Una gozada haber podido vivir este día… Un momento histórico… Inaugurar las primeras aulas de la Escuela de Busogo ha sido todo un placer para este equipo que os viene contando nuestra experiencia en Rwanda. Nos hemos acordado muchísimo de todos los que han hecho posible esta primera fase de “4+1” aulas y aseos… Y mucho también de todos los que están trabajando ya para avanzar en la construcción de comedor y cocina. ¡¡MIL GRACIAS!! No podemos describir las emociones del día… Pero sí os diremos que ha sido una suerte vivir esta tarde, acompañados de las Hermanas, autoridades, familias, constructora, arquitectos, trabajadores de la obra, niños y niñas de la escuela infantil… Maravilloso.

Compartimos nuestra alegría con vosotros con este video…

 

Y también os dejamos por aquí, las palabras de agradecimiento que compartimos en la inauguración.  MURAKOZE CYANE!!

Para KARIT Solidarios por la Paz es un gran regalo poder estar aquí hoy con vosotros compartiendo este día y la alegría de esta celebración. Es un día grande, bendecido y lleno de mucho futuro.

Somos la ONGD de la Familia Carmelita en España. Aunque este viaje he venido junto a mis 5 cinco compañeros, hoy no venimos sólo nosotros 6 a estar con vosotros, sino mucha más gente… Todos los socios y colaboradores de KARIT, toda la Junta Directiva, todas las personas que confían en nosotros… todos los que han colaborado para hacer posible este proyecto, que han sido muchos… Instituciones públicas, como los Ayuntamientos de Elda, Murcia y Vila-real; instituciones privadas como la empresa Cartonajes Salinas y su área de RSC “Boxes of dreams”; la Congregación de Hnas de la Virgen María del Monte Carmelo; muchos donantes particulares, y una donación especial de DªFiliberta Fernández, que en paz descanse, una señora de Zaragoza que falleció y quiso dejar su aporte para un proyecto educativo, y de quien queremos tener un recuerdo y agradecimiento especial. 

Desde la ONU se nos plantean unos Objetivos de Desarrollo Sostenibles, a los cuales KARIT quiere contribuir a través de sus proyectos. El ODS número 4 dice “Educación de calidad para todos “. Esta nueva Escuela de Busogo, que hoy tenemos el honor de inaugurar, quiere apostar por esa educación de calidad,  con las Hermanas Carmelitas, responsables locales del mismo. Estamos convencidos que la educación es un derecho de todos y para todos, y apostamos por ello como mejor manera de conseguir un desarrollo sostenible.

El proyecto de la Escuela de Busogo es ya una realidad. Pero no se ha terminado con estas primeras aulas. Estamos ante un programa educativo que ya continúa con la construcción del library-canteen en marcha, y que seguirá hasta completarse en sus distintos bloques. Serán años de trabajo y esfuerzo pero vamos a luchar para conseguirlo. Queremos ver estas aulas llenas de niños y niñas, y que sea un nuevo espacio que de verdad fortalezca el acceso a la educación en la zona.

Así que hoy es un día de dar GRACIAS. Gracias a Dios, que nos permite vivir este momento histórico… Gracias a las Hnas Carmelitas de Rwanda, alma mater del proyecto, impulsoras sin cuyo testimonio esto no sería posible…. Gracias a las familias que hoy nos acompañan y están deseando traer a sus hijos a este nuevo centro… Gracias a quienes nos ayudaron, a pesar de las dificultades del inicio… Gracias a Raúl Dolz y Álvaro Vargas, que trabajaron en el diseño inicial del proyecto, dedicando mucho tiempo y vida… Gracias a ASA arquitectos, cuyo trabajo profesional ha sido fundamental para el diseño y la supervisión de la obra. Gracias a Fabien y todo su equipo de trabajo de la construcción, por su esfuerzo y valentía. Sabemos de la dureza del terreno y la dificultad de la obra… Gracias a las autoridades locales que concedieron su permiso al proyecto y cuyo apoyo es importante en todo el proceso. Valoramos y agradecemos su presencia… Gracias a todas las personas que aportaron su “poco” para conseguir “mucho”…

Es mucho lo que se logra con este proyecto educativo. Es mucho esfuerzo el que requiere. Pero sobre todo, es mucha la alegría y satisfacción que, desde KARIT Solidarios por la Paz, hoy sentimos aquí en Busogo. MUCHAS GRACIAS. MURAKOZE CYANE.

BUSOGO, Rwanda, 17 de Agosto de 2018

Maestros creativos

La educación para el desarrollo y el voluntariado son tan importantes como los proyectos de desarrollo. Cada vez más, intentamos que así sea… Es el camino.

Este Campo de Trabajo en Rwanda sale de un equipo de voluntarios y voluntarias de KARIT que se han formado previamente en un curso de formación.

Tengo la suerte de viajar con un gran equipo… Cuatro maestras y un maestro creativos que cada día me sorprenden con grandes ideas… Algo increíble. Una suerte compartir con ellos, aprender con ellos, reir y trabajar con ellos…

Tienen siempre preparada una sonrisa para los niños, un juego o una canción que rompa la rutina, que les despierte y les haga no perder la atención un segundo.

Tienen recursos para todo… Son capaces de hacer talleres con los niños (diferentes, divertidos, entretenidos… cada día), y a la vez, son capaces de dar clases de español o de tecnologías para adultos, improvisando lo que falte, con rapidez y capacidad de reacción.

Diferentes idiomas no son impedimento. Hablar francés, inglés, español o algo de kinyarwanda, o leer el lenguaje de los niños, según su tono, su mirada, su gesto o su cara, es suficiente.

Alguien ya habló en este blog del lenguaje universal del AMOR. Ellos lo hablan y lo ponen en práctica cada día: con su entrega, en cada actividad, cada taller, cada momento, a los niños y niñas de la Escuela, a las Hermanas, a los maestros…

GRACIAS Marta, Miguel, Marta, Raquel y Paloma… por no escatimar en esfuerzos sino derrochar creatividad y amor cada día.

#voluntariadokarit #CdTRwanda2018.

 

Conociendo el centro de salud

Comenzamos el día bien pronto por la mañana, con los talleres y actividades con los niños y niñas del colegio de Rilima. A pesar de estar de vacaciones tanto niños y niñas como maestros y maestras acuden al colegio con total predisposición, ilusión y esa alegría que les caracteriza.

Tras las actividades realizamos clases de castellano con los maestros y las maestras, los cuales aprenden muy rápido, motivados por aprender nuestro idioma y poder enseñarlo en sus clases.

Por la tarde, visitamos el centro de salud de Rilima de la mano de la hermana Maria Gracia,  responsable y enfermera del mismo. A pesar de su buena organización, las instalaciones son básicas con material precario y escaso. Lo que más nos llama la atención es el paritorio el cual está compuesto por 2 camillas para parir (una al lado de la otra), una mesa y una luz de calor para el recién nacido. En la sala contigua se encuentran 5 camas las cuales se utilizan para las mujeres que están a punto de parir y las que ya han parido. IMG_4247.JPG

Cuando crees que nada más te puede sorprender, en el centro de salud encontramos una máquina para fichar la entrada y salida de los trabajadores mediante huella digital, además de una TV de pantalla plana en la sala de espera.

Y es que Rwanda es un país repleto de contrastes, muchos más de los que podíamos imaginar. Seguimos disfrutando de esta experiencia aportando nuestro poco para intentar conseguir mucho.

El milagro del agua

Hoy conocimos a Valerie. Tiene 22 años. Vive en Rilima. Su familia viene a por agua al pozo que terminamos en 2017. Quiere hablar con nosotros, y nos da las gracias… En su familia son 7 hermanos, y les cambió la vida. Ya no tienen que ir al lago por agua. Sus palabras son de agradecimiento a todos los que lo hicieron posible. Conocerla ha sido un regalo. Compartir con ella y escucharla, maravilloso…

Nos acordamos de Cartonajes Salinas, empresa colaboradora de Karit Solidarios por la Paz, que hizo posible, con gran esfuerzo y movilización de su equipo, este proyecto de #aguaparaRilima…. #corrernoessolocorrer #soymásfuertequelasexcusas…  GRACIAS Boxes of Dreams… Escuchar a Valerie, porque los sueños se cumplen.

 

IMG_4222.PNG